Desarrollo de Organizaciones



 

Ayudamos a las empresas a comprenderse a sí mismas

Ayudamos a la empresa a comprenderse a sí misma como un organismo vivo. La empresa ha de comprender la propia identidad, su emocionalidad y sus procesos, para poder superar las dificultades que inevitablemente acompañan a todo desarrollo. Comprenderse a sí misma, capacita a la organización para gestionar el cambio, de forma adecuada y creativa.

Tanto en los seres humanos como en las organizaciones, en los últimos siglos se viene trabajando con mentalidad de "patogénesis" es decir, el análisis de la enfermedad, cómo combatirla y prevenirla; el análisis de los problemas empresariales y cómo corregirlos o evitar que sucedan.

En la última década emerge un nuevo paradigma: la "salutogénesis". En lugar de centrarnos únicamente en descubrir las causas de los desequilibrios y aplicar remedios adecuados, queremos muy especialmente potenciar las fuentes de la salud, ese "sistema inmunitario" que todo organismo vivo posee (personas y organizaciones) y que si está fuerte y armónico, evita que se produzcan desequilibrios internos y a la vez nos defiende contra agresiones del entorno.

Desde este enfoque "salutogenético" ayudamos a identificar, fortalecer y dar coherencia a los elementos que constituyen el sistema generador de salud en la organización. Es una verdadera transformación empresarial.

Trabajamos desde una visión integral y transcendente, tanto del ser humano, como de las organizaciones. En este sentido, nuestra línea metodológica se inspira en las aportaciones de Rudolf Steiner, Bernard Lievegoed y Otto Scharmer, entre otros.

El modelo filosófico para nuestra consultoría es la triformación o tri-membración del ser humano y del organismo social. Esta fundamental aportación de Rudolf Steiner permite comprender en profundidad tanto a la persona como a los organismos sociales, ya sean organizaciones, empresas o la sociedad en general.

Como todo organismo vivo, la empresa tiene también su propia biografía y como en todo proceso de desarrollo, atraviesa por fases de crecimiento separadas por fases de crisis y cambio. El escenario se completa con la visión del origen espiritual, tanto del ser humano, como de los organismos sociales. Esta forma global de entender la consultoría fundamenta nuestro lema:

"Ayudar a las empresas a comprenderse a sí mismas"

En esa comprensión está la fuente de todas las fuerzas salutogenéticas que van a permitir el desarrollo sano de la empresa u organización.

Los aspectos "patogenético" y "salutogenético" definen las dos fases en que realizamos toda consultoría organizacional.

Fase 1

¿Cómo se ha llegado a la actual situación? ¿Dónde tienen su origen los problemas con que nos enfrentamos?

En este punto se realiza un diagnóstico en profundidad de los tres niveles vitales de la organización:

- Los recursos, el cuadro de mando integral
- Los procesos productivos
- Las relaciones internas entre las personas
- La identidad, valores y misión de la empresa

Para cada nivel se diseñan planes de intervención implementables de inmediato. Objetivo:solucionar y prevenir. Se optimiza la Gestión del Cambio y se establece el Plan Estratégico.

Fase 2

¿Dónde y en quiénes residen los talentos y las fuerzas creativas dentro de la empresa?
¿Cómo armonizar los tres niveles vitales de la empresa para fortalecer el sistema generador de salud en la organización?

Acompañamos a la empresa en este camino de verdadera transformación corporativa, ayudando en primer lugar a los directivos y después a toda la organización, a transferir el talento, a convertirse en una empresa en constante aprendizaje y en definitiva, como empresa, a tomar conciencia de sí misma.

 

“Para mí, la Triformación Social es el viaje creativo desde la libertad de lo individual hacia la libertad de lo comunitario.” por Alicia Tornos.